Un polvo de muerte

65

image image image

Érase una vez… una joven de cabellos morenos, piel pálida y unas tetas naturales que desafiaban a la gravedad, se hacía llamar Miriam Prado, vivía sola en una pequeña choza de villa falo.Una noche la joven comenzó a escuchar ruidos extraños en su casa, ajena a lo que sucedía a su alrededor salio espantada de su habitación viéndose envuelta en una persecución por pleno bosque, cuando creía haberle dado esquinazo a su captor es sorprendida de nuevo por el hombre misterioso que no desiste hasta darle caza  y pegarle el polvazo de su vida, un polvazo de muerte.

→VER ONLINE←