Pilladas – ¡La morena caliente!

Nadie hubiese pensado que esta chica resultaría toda una cachonda viéndola pasear por la calle… pero cuando va a casa con el tito Torbe se olvida de todas sus inhibiciones y se porta como una guarrilla, tragándose toda mi lechada.