Me duele, ay no sigas, ay que gustito… sigue: Josez el acosador no puede resistirse a REVENTARLE el chochito a la teen.

587898

Sara había acabado de grabar, estaba cambiándose en la parte de arriba del apartamento cuando Josez pidió permiso para subir a verla y hacerle una visita. Nuestra tierna Sara en un principio se asustó, perocuando empezó a sentir el enorme rabo de Josez entre las piernas sus gritos de dolor empezaron a transformarse en tímidos gemidos de placer. Sara por un lado le pedía a Josez que parara, que no quería seguir, pero por otro lado tampoco quería dejar de sentir como el tremendo rabo del castigador la reventaba su chochito en cada embestida. Y es que pocas mujeres pueden resistirse a las embestidas de Josez. Ignoramos si Sarita era la primera vez que probaba un buen rabo negro, lo que si nos queda claro es queen esta PILLADA TOTAL Sara estaba a caballo entre el dolor y el placer… sabía que no debía, sabía que podíamos estarla viendo, sabía que tenía que salir de ahí, PERO: ahí estaba ella, gozando como una perra empotrada contra la pared.

→VER EN VK←