Los locos del anal

mekme

Sasha Rose se introduce en una nave industrial abandonada buscando a una amiga. Allí le espera una inesperada sorpresa, ya que se topa con los locos del anal dispuestos a hacer sus fechorías. Uno de ellos es Alberto, mientras que el otro oculta su rostro bajo la máscara de un cerdo. Alberto toma a la bella Sasha y le folla todos sus agujeros sin contemplaciones con la inestimable ayuda de su loco compañero enmascarado.