El jefe de ventas y la empleada calentorra: en un ascensor surgió el amor. Carlos (32) y María (22), ¡ay María!

Debemos entender al bueno de Carlos y es que imagínate que eres jefe de comerciales y te entra a trabajar como subordinada una perita en dulce como María, 10 años menor que tú. Cualquiera de nosotros le hubiera expresado el deseo de empotrársela en ese mismo instante. A ella parece que TAMBIÉN LE DABA MORBO LA IDEA DE FOLLARSE AL JEFE (repetimos, 10 años mayor que ella). Y esta es la historia de este par de jóvenes que se conocieron en el trabajo. Ella es María una preciosidad de culo perfecto y chochito caramelo que pide a gritos ser comido, COMO LUBRICA. Hoy han venido hasta nuestra casa a vivir su primera experiencia liberal quieren grabar porno para empezar a iniciarse en otro tipo de prácticas (sin especificar) y nosotros esperamos verlo. Una nueva parejita que nos abre la intimidad de su habitación regalándonos un polvazo con ella continuamente lubricando y corriéndose por la excitación y que además ACABA EN CREAMPIE. El momento de ver esa bollito que tiene por coño chorreando nata será impagable. Garantizado.